PrincipalZona Sportie

Fuera de Juego: Breve historia de la “Regla Antigua”.

“Cuando Pelé jugaba no existía el fuera de lugar.” Uno de los grandes MITOS que existe. El Fuera de Juego o Fuera de Lugar, también llamado “Regla Antigua”, es una regla que siempre ha estado presente en el fútbol. Lo que ha variado es su uso y la ventaja que han obtenido los equipos al saberla explotar para su beneficio.

(Photo by Matthew Lewis/Getty Images)

Cómo sabemos, el offide o fuera de juego o fuera de lugar, es una de las reglas más comunes y polémicas del fútbol. Puede ser tanto intrascendente como determinante. Es una pieza indispensable en el fútbol y requiere de mucho trabajo de ubicación y sincronización, así como concentración para ejecutarlo correctamente o para evitarlo con éxito.

Es preciso recordar que en sus albores, el fuera de juego se producía únicamente cuando un delantero que era el último futbolista, recibía el balón (exceptuando al portero). Sin embargo, los ataques –no olvidemos que el fútbol tuvo una importante influencia del rugby- eran de ocho o nueve futbolistas en línea, por lo que se decidió cambiar la normativa.

Así, desde finales del siglo XIX, específicamente en 1863, la norma del fuera de juego indicaba que “un jugador está en fuera de juego si en el momento en el que recibe el balón o éste llega a su altura, entre él y la portería contraria hay menos de tres jugadores de equipo”. Es decir, dos defensas y el portero. En aquellos momentos, la táctica más extendida en Inglaterra era el 2-3-5, aunque ya existían equipos que jugaban con tres defensas. En 1903 se introdujo la noción de interferencia.

Entonces llegó Bill McCracken, que a inicios del siglo XX, formaba siempre pareja con Frank Hudsperth en la defensa del Newcastle. Se le ocurrió que si para que el atacante adversario cayera en fuera de juego bastaba con que sólo se quedara un defensa atrasado, lo suyo era dar siempre unos pasos adelante. Una idea tan brillante como sencilla… pero nunca antes aplicada.

Antes de 1925, esto era Fuera de Juego.

Así que comenzó a ser una constante en el Newcastle que, ante los ataques del equipo rival, McCracken avisara a su compañero de defensa, y se situara por delante de él, y por detrás del delantero de turno. Lo que hoy se conocemos como “tirar el fuera de juego”. Y siempre les salía bien. Tanto, que a partir de esa estrategia el Newcastle ganó tres ligas entre 1905 y 1909, además de una FA Cup en 1910.

Sin embargo, cuando, en 1925,  Newcastle empató con Bury a 0 –el sexto empate sin goles de la temporada-, se produjo un promedio de goles por partido que era bajísimo para los estándares de ese tiempo: 2.58. El fútbol era aburrido para los espectadores y la asistencia en los estadios era menor, por lo que la FA decidió que algo debía hacerse y llegó el cambio en la regla del Fuera de lugar, en 1925.

 

La FA pensó en dos posibles soluciones:

  1. Que hubieran al menos de dos defensas entre el delantero y la línea de gol para que existiera fuera de juego.
  2. Agregar una línea en cada mitad del campo, detrás de la cual el delantero no podía estar en fuera de juego.

Tras un partido de exhibición en el que se probaron ambas alternativas, la FA se decidió por la primera opción. Fue recomendada al la FIFA y fue introducida dentro del reglamento oficial para la temporada de 1925/26

El promedio de goles se disparó a 3.69 por partido en esa temporada, gracias al radical cambio en las estrategias. Ahora, los defensores requerían de una mayor coordinación para poder dejar al delantero en posición de fuera de juego, así que se corría el riesgo de dejar al portero mano a mano con el rival.

Lo que hicieron los equipos fue adelantar las marcas, es decir, un central ejercía marcaje personal al delantero desde la media cancha. Esto implicó el fin del 2-3-5, para dar paso a nuevos parados y nuevas estrategias. Como la famosa W-M  de Herbert Chapman en el Arsenal, a partir de la cual, surgió casi todo el desarrollo táctico.

Formación WM de Chapman contra el 2-3-5 tradicional.

El Fuera de Juego nunca desapareció. Siguió vigente, pero, a partir de mediados de los 60s, con el advenimiento de la marca zonal, así como las mejoras en la nutrición y en la preparación física se terminó por desarrollar lo que se conoce como pressing. Esto llevó a entrenadores como Rinus Michels a manipular el juego en las áreas a su conveniencia (incluyendo tirar el fuera de lugar en defensa), produciendo un futbol emocionante. Pero esto también llevó a que el fútbol terminara comprimido en una franja en la media cancha.

Tras la esterilidad de goles en el Mundial de Italia ’90, FIFA consideró una serie de modificaciones al reglamento para que el juego recobrara ímpetu. Así, hubo ligera modificación: considerar que un atacante en línea con el penúltimo oponente no se encontraría en fuera de juego. También se quitó el apartado existente de 1925/26, el cual habilitaba al jugador si el pase salía del propio campo. Estos cambios fueron parte de un movimiento general de las máximas autoridades del deporte para favorecer el fútbol de ataque y permitir que el juego se desenvolviera con más libertad.

En 1995, llegó un cambio sutil en la redacción de la regla, para que el jugador se considerara activo si “obtenía una ventaja al estar en esa posición,” a diferencia del texto previo, que decía, “si está buscando obtener una ventaja.”

Pero, en 2005, tras 142 años, llegaron los cambios más radicales. Primero clarificaba que un jugador está en fuera de juego si una parte su cuerpo con la que pueda tocar legalmente la pelota está más allá del último defensor. Sin embargo, el cambio más significativo está relacionado con la interferencia:

  • Interferir el juego significa jugar o tocar el balón pasado o tocado por un compañero de equipo.
  • Interferir a un contrario significa impedir que un adversario juegue o pueda jugar el balón, obstruyendo claramente el campo visual del adversario o disputándole el balón.
  • Sacar ventaja de la situación de fuera de juego significa jugar un balón que rebota en su dirección desde un poste o desde un contrario, habiendo estado en situación de fuera de juego.

Fuera de Juego en la actualidad

Como podemos ver, la regla ha ido evolucionando según ha ido evolucionando el fútbol. Siempre ha estado presente, sólo que se ha ajustado a las necesidades del deporte, para que el fútbol siga siendo ese deporte que apasiona a millones de aficionados alrededor del orbe.

Mitología Sumeria - El Dios Enki junto a su sirviente y la diosa Inanna - Pandemonium.com.mx
Anterior nota

Mitología Sumeria: El Dios Enki (Ea)

Siguiente nota

Retrogaming: Age of Empires (PC)

Silverlune24

Silverlune24

Historiadora de profesión. Geek, nerd, friki, noña, etc., por convicción. Apasionada de los deportes, historia, cine, cultura, anime, manga, videojuegos y caricaturas. Old school all the way.

Nadie ha comentado :(

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.