PrincipalZona Sportie

Messi nunca será mejor que Maradona

Me declaro fiel admiradora del fútbol que despliega Lionel Messi. Su calidad es indiscutible y su capacidad para dar pases milimétricos y la facilidad que tiene para hacer goles tras jugadas increíbles es extraordinaria. No por nada se ha metido en la discusión para ser considerado el GOAT, el mejor de la historia. Sin embargo, cuando se quita la camiseta del Barcelona y se pone la de Argentina, su rendimiento no ha sido similar y la sombra de Maradona es un lastre del que no puede escapar. En esa comparación, nunca será mejor que el Diego.

Lee más: GIANLUIGI BUFFON: #UN1CO

Sus números son respaldados por su talento. A Messi nadie le ha regalado nada. Ha tenido que bregar para poder llegar a la cima del fútbol mundial. Sobre todo, por sus múltiples logros y títulos con el Barcelona. Tal ha sido su impacto con el equipo de la ciudad condal, que la selección de Argentina se frotaba las manos. Al fin llegaba ese jugador que podría emular las glorias que le dio Diego Armando Maradona, con esa inigualable actuación en el Mundial de México 1986. Había aparecido un digno heredero de la número 10.

Como ocurrió en el Barcelona, los números de Messi con la albiceleste son maravillosos. Es el máximo goleador (64 goles por los 54 de Batistuta) de la selección absoluta y también es el que ha repartido más asistencias (38). Sin embargo, en el número más importante de todos, el de los títulos, Argentina con Messi tiene el casillero vació. En cero.

Y, no ha sido porque Messi nunca haya pisado una final de un torneo importante con Argentina. Al contrario, él sabe lo que es ganar a nivel de selecciones inferiores. Un mundial sub 20 en 2005 (ganando la Bota de Oro y el Balón de Oro) y el oro olímpico en 2008 eran sus credenciales para invitar a los argentinos a soñar con obtener los trofeos que se le hacen esquivos desde 1993, cuando ganaron su última Copa América.

Lee más: DON ANDRÉS INIESTA LUJÁN

Y es justamente en finales donde la sombra de Diego se hace más pesada para Lionel Messi. Porque los números pueden darnos una idea de lo que representa un jugador para un equipo. No obstante, hay otros intangibles que son inmedibles, como lo es un pique al área, un movimiento para arrastrar marca y abrir espacios. Pero, si vamos más allá de lo meramente futbolístico, está el pedir siempre la pelota y ser el que se cargue un equipo al hombro. El liderazgo, el crecerse ante la presión y buscar si cesar, aun cuando todo esté en contra.

Ahí es donde radica la gran diferencia entre los dos “10” de Argentina. Donde Maradona se sublimó, Messi se disipó. Donde uno brilló, el otro se oscureció. Donde uno ganó, el otro perdió. Claro, esto es de equipo y se necesita de todos para alcanzar el objetivo, no obstante, el líder siempre busca que sus compañeros se enganchen, crean, espabilen, saquen lo mejor de sí y contribuyan al objetivo.

El Diego era todo un líder, que se creció cuando se requirió que lo hiciera y, de su mano (literalmente), Argentina tocó el cielo. No es que Messi no intenté, es que la presión lo ha devorado. Probablemente su propia genialidad le juegue en contra y su personalidad no esté a la altura para ser quien cargue con su equipo en una final. Ha sido importante en el camino para llevar a Argentina tres finales consecutivas (en la final de la Copa América 2007 vs Brasil era un actor de reparto), pero también ha sido parte de la incapacidad de su equipo para poder anotar un gol. La voracidad de arrasar para no dejar a dudas de su lugar en la historia no se ha visto en los más de 360 minutos de finales que ha disputado.

Messi es un crack, un jugador que ha marcado una época y que tiene su lugar en el Olimpo. Pero, cuando se trata de Argentina, nunca podrá ser como el Diego. Y tal vez sea el momento de que entendamos que Messi no tiene que ser como Maradona. Tal vez sea ya la hora de aceptar que Messi no es clutch (crecerse en la “chiquita”) y que su genialidad con el balón en los pies no implica que sea sinónimo de liderazgo. Tal vez toca que él mismo entienda que la presión de ser como el Diego no le favorece y ceda la banda de capitán. Tal vez sea hora de darnos cuenta que D10s es el más humano de los mortales.

Mitología Sumeria - Diosa, posiblemente Ninhursag sentada en su trono - Pandemonium.com.mx
Anterior nota

Mitología sumeria: La diosa Ninhursag

Análisis de los Octavos de final del Mundial Rusia 2018
Siguiente nota

Análisis de los Octavos de final del Mundial Rusia 2018

Silverlune24

Silverlune24

Historiadora de profesión. Geek, nerd, friki, noña, etc., por convicción. Apasionada de los deportes, historia, cine, cultura, anime, manga, videojuegos y caricaturas. Old school all the way.

Nadie ha comentado :(

Leave a Reply