PrincipalZona Sportie

Leicester FC 1 vs Atlético de Madrid 1: Sin sufrimiento, no es el Atlético

Terminó el sueño de los foxes. Sin dejar de luchar, los de Shakespeare vendieron cara la derrota. EL Atlético, práctico y sufrido, se mete a su tercera semifinal de Champions en tres años. El sueño de ganar la orejona sigue vive para los colchoneros.

Otra vez, el Leicester regaló los primeros 45 minutos. No encontraban la pelota, ni la intensidad. Okazaki se perdía entre las líneas del Atlético, mientras que Vardy naufragaba al frente, sin encontrar socios ni el balón. Giménez jugó de contención y eso cerró cualquier espacio para los locales.

Los rojiblancos intentaban tímidamente a través de Carrasco y Ñíguez. Al minuto 26, el Atlético dio el golpe que parecía cerrar la eliminatoria. Un buen centro de Filipe Luis encontró la cabeza de Saúl. El canterano vencería a Schmeihel para poner el gol que daba tranquilidad para manejar el partido, como saben hacerlo los de Simeone. El Leicester no encontró vías para hacer daño a Oblak, quien casi fue un espectador durante la primera mitad.

Pero para la segunda mitad, la historia fue otra. Shakespeare movió el banquillo y cambió el parado del equipo. De tener 4 en el fondo, cambió a línea de tres, y ese movimiento no tardó en dar dividendos para la causa del Leicester, que fue mejor que su rival. Chillwell ingresó y fue una pesadilla para toda la zaga rojiblanca.

Godín y Savic se multiplicaban para detener los embates de los ingleses. Oblak ya era exigido.  Chillwell pudo hacer gol, lo mismo que Ulloa. Pero fue el de siempre, Vardy, quien aprovecharía una serie de rebotes en el área para empatar el partido y tratar de dar algo de vida a su equipo en la eliminatoria.

Siguieron los mejores momentos del Leicester en los dos partidos. Lo cambios de Simeone no ofrecieron soluciones a la presión que ejercían los foxes. Torres vio minutos, lo mismo que Correa, pero no fueron la respuesta para rehacerse del control de la pelota, y, por lo tanto, del partido.

El Leiceter corría incansablemente, en busca de otro gol que los hiciera soñar con la remontada, pero no fue posible. El Atlético sabe sufrir. El Atlético sabe defender y el Atlético sabe cómo jugar estas eliminatorias.

Sonaron las 12 campanadas. El cuento de hadas terminó para el Leicester. Sonaron las 12 campanadas, y el sueño del Atlético sigue vivo.

 

Anterior nota

3 grandes motivos por los que la Exposición de Stanley Kubrick es imperdible

Siguiente nota

Real Madrid 4 vs Bayern Múnich: 2: A semifinales con los goles de Cristiano

Silverlune24

Silverlune24

Historiadora de profesión. Geek, nerd, friki, noña, etc., por convicción. Apasionada de los deportes, historia, cine, cultura, anime, manga, videojuegos y caricaturas. Old school all the way.

Nadie ha comentado :(

Leave a Reply