PrincipalZona Sportie

Gianluigi Buffon: #UN1CO

Hay jugadores que nos dan la impresión que han jugado desde siempre en el mismo equipo. La magnitud de su presencia y su carisma, nos hacen tener la impresión que siempre estarán ahí, sobre el verde, deleitándonos con sus hazañas y jugadas memorables. Tal es el caso de Gianluigi Buffon con la Juventus. Sin embargo, el veterano portero nos recordó que el tiempo pasa y que lo único que permanece es su legado, el cual es imborrable.

El 17 de mayo de 2018, Gianluigi Gigi Buffon, anunció que el partido del sábado 19 de mayo, contra el Hellas Verona, será el último que jugará con la Juventus de Turín. Si bien había ponderado la posibilidad de colgar los guantes, Gigi afirmó que había recibido ofertas que lo hacían pensar en extender su carrera por más tiempo. Con el calcio descartado -regresar al Parma no es una opción para una bestia competitiva como Buffon-, se rumoran ofertas de grandes clubes europeos y del Boca Juniors. No obstante, y sin importar si se enfunda en otros colores, el es y será bianconero. 

Buffon debutó en el ya lejano 19 de noviembre de 1995. Y lo hizo nada más y nada menos que contra el AC Milan de Fabio Capello. Un equipo legendario compuesto por jugadores de la talla de Paolo Maldini, Alessando Costacurta, Franco Baresu, Roberto Il Divino Baggio, Zvonimir Boban y George Weah. Para cualquiera, el prospecto de debutar contra un equipo de tal envergadura podría haber resultado intimidante, pero para Gianluigi, de tan sólo 17 años, era una oportunidad que no planeaba desaprovechar. Después de todo, estaba cobijado por calciatore como Fabio Cannavaro, Gianfranco Zola y Hristo Stoikov y confiaba en sus habilidades para demostrar que Nevio Scala, el técnico, no se equivocaba al darle la oportunidad.

El estadio Ennio Tardini sería el testigo privilegiado del debut de uno de los grandes porteros de toda la historia. A pesar de su juventud y falta de experiencia, mostró madurez y dotes de liderazgo que serían características durante su carrera. Su primer gran atajada fue volar a la escuadra de la portería para rechazar un centro venenoso. Después, llegó a rechazar un disparo complicado de Weah. Posteriormente, le negó dos veces el gol a Baggio: en un mano a mano y arrebatando un balón que estaba por cabecear. El sustituto de Il Divino, Marco Simone, también probó a Gigi, quien, otra vez, respondió a la altura. Finalmente, demostró sus reflejos al atajar un disparo a quemarropa para luego lanzarse a los pies de Weah para arrancarle el balón.

El partido terminó con un empate a cero y Buffon fue la gran estrella del partido. El Milánfue el campeón de esa temporada, mientras que el Parma terminó en sexto lugar, con Buffon haciendo otras ocho apariciones defendiendo la portería de los gialloblù. No fue hasta la siguiente campaña de la Serie A, la 1996/97, cuando se hizo de la titularidad. También en 1997 comenzó su andar por la selección nacional italiana, con la que ganaría la Copa del Mundo en 2006.

Sus constantes exhibiciones en la portería, demostrando sus dotes atléticas, agilidad, intuición para ubicarse y su don para atajar disparos que lucían imparables atrajeron la atención de grandes equipos europeos. Pero, sobre todo, destacaba por su juego de pies. Al haber realizado sus pininos en el fútbol como mediocampista, para Gigi no era extrañar dar un buen destino al balón con su juego de pase. Eso le permitió adaptarse a la revolución de la portería, que demanda que el portero tenga un mejor juego posicional y de pies. Pero, cómo dice el mismo Gigi, su fortaleza siempre fue en el área, bajo los palos: “El meta debe parar y saber salir, lo primero. Luego vendrá el juego de pies y el resto. Pero, primero, debe ser bueno bajo palos. Y si no, ¡que juegue de líbero o de mediocentro, no de portero!”

Esto atrajo la atención de la Juventus, que no dudó en reemplazar a Edwin van de Saar de 31 años, con Gigi de apenas 23. Estableciendo el récord para la trasferencia más alta para un portero, la Juve pagó 52 millones de euros al Parma para hacerse con sus servicios. Así, en 2001, dio inició un affair de 17 años entre la Vecchia Signora y Buffon. Un affair con altas, bajas, pero, sobre todo, logros y récords.

Gigi lo ha dado todo por la Juve. Desde el principio, su máxima ambición era ganar el scudetto y la squadra bianconera era la opción ideal para lograrlo. Dos títulos consecutivos (2001/02 y 2002/03), con una visita a una final de Champions (derrota en penales ante el Milán) y estableciéndose como uno de los mejores porteros del mundo.

Sin embargo, Gianluigi combatió con un enemigo fuera de las canchas: la depresión. A pesar de los logros deportivos, Buffon estaba pasando por un momento oscuro en su vida personal. En su biografía, Numero 1, Gigi cuenta cómo fue su lucha por sobreponerse a la insatisfacción, el agobio y las emociones negativas. Por siete meses, se enfrascó en una batalla para salir adelante. No fue fácil:

“De pronto me temblaban las piernas. Era como si mi cabeza no fuera mía, sino de otro, como si siempre estuviera en otro sitio. Te das cuenta de que no puedes encontrar a la mujer adecuada, o no puedes ganar la Champions League, o no puedes apreciar lo que tienes. Entonces te quedas quieto y abrumado por dudas y pensamientos, y es un momento para caer en la depresión. Realmente la pasé mal”.

Con la ayuda de un psicólogo y armado de con su fuerza de voluntad, Buffon fue dejando atrás la depresión. “No era feliz y tuve que aprender a serlo. Necesitaba quererme más, disfrutar de la vida y de mis seres queridos. No podía pensar sólo en el fútbol. Aquella traumática experiencia me hizo una persona madura y fuerte.” Había ganado el partido más importante de su carrera.

El dominio de la Juventus en Italia era total, pero el escándalo del Calciopoli implicó el descenso administrativo de la Juventus a la Serie B. Se rumoraba que Gigi abandonaría la disciplina bianconera, pero Gigi decidió quedarse con el equipo, a pesar de ya ser una estrella mundial. Decidió quedarse para ayudar a la Juve a volver a la Serie A y, con ello, se ganó la admiración eterna de los tifosi de la Vecchia Signora.

Tras una temporada en la Serie B, la vuelta a la Serie A no fue fácil. Reestablecer al equipo y recuperar la credibilidad requirió de paciencia y tiempo. Gigi fue fundamental para que el proyecto de la Juventus se consolidara para volver a dominar totalmente el calcio. Tras una sequía de ocho años, la Juve ha ganado 7 scudetti de manera consecutiva, tres Coppe y tres Supercoppe italianas.

Buffon deja la Juventus, tras ganarlo casi todo. La Champions le ha sido esquiva, pero no empequeñece para nada su impresionante palmarés, tanto colectivo como individual. Tras de sí deja una estela de récords, entre los que se destacan:

  • Más apariciones en la Serie A para un portero (640)
  • Más apariciones para la Juventus en la Supercoppa italiana (8)
  • Más apariciones en la Champions League para la Juventus (115)
  • Más apariciones para la Juventus en la Serie B (37 junto con Alessandro Birindelli)
  • Mayor cantidad de minutos sin recibir gol en una temporada de la Serie A (974 minutos en 2015/16)
  • Más vallas invictas consecutivas en una temporada de la Serie A (10 en 2015/16)
  • Único portero en obtener el premio a Futbolista del Año de la UEFA (2003)
  • Más títulos de la Serie A (9)
  • Más títulos consecutivos de la Serie A (7)
  • Más títulos de Supercoppa italiana (6)
  • Más galardones a Portero del Año de la Serie A (12)
  • Más títulos ganados con la Juventus (19)

Gigi se marcha de la Juve y su partida nos recuerda que, por más que parezca que el tiempo se detiene, éste avanza inexorablemente. Una era marcada por su dominio en la portería del calcio termina, aunque Gigi nos hubiera hecho creer que el día no llegaría. Y, a pesar de ello, Gianluigi será el eterno número 1 de la Juventus. Porque si algo es claro, es que Gianluigi Gigi Buffon es y será #UN1CO.

Anterior nota

Hamburgo SV: El día que el tiempo se detuvo

Siguiente nota

La soledad de Karius

Silverlune24

Silverlune24

Historiadora de profesión. Geek, nerd, friki, noña, etc., por convicción. Apasionada de los deportes, historia, cine, cultura, anime, manga, videojuegos y caricaturas. Old school all the way.

Nadie ha comentado :(

Leave a Reply