PrincipalZona Sportie

El blanco es más que el celeste: Madrid con paso firme hacia cuartos

El Real Madrid es un equipo que nació para la Champions League. Los merengues son otros cuando el balón tiene estrellas y suena el himno de la competición de clubes más importante del mundo. El escenario, la tensión y el ambiente parecen sacar lo mejor de los blancos, aún cuando las circunstancias no sean del todo favorables.

Porque, aunque la primera ocasión clara fue para el Madrid, el primer tanto lo haría el Nápoles. Con la velocidad como su principal arma y la verticalidad como sistema, los de Sarri aprovecharon una desconcentración de Varanne y Casemiro, así como un craso yerro de Keylor Nava, que, cuando quiso reaccionar, el disparo de Insigne ya besaba las redes.

Pero el Madrid sabía que quedaba mucho partido. De la mano de Modric y Kroos, junto con Benzema enchufado y un Cristiano solidario, fueron a buscar el empate. Tardaría 10 minutos en llegar. James cedería a Carvajal. El lateral español centraría como con un guante para que Karim cabeceará con suficiente potencia para vencer a Reina.

El Nápoles no encontró los espacios ni la pelota. Correteaban a los jugadores merengues y no lograban que Hamsik entrara en contacto con la pelota. El Madrid se adueñó del terreno y pudo haberse ido con ventaja al descanso, pero Karim y Cristiano no aprovecharían las claras oportunidades.

Para la segunda mitad, Kroos si aprovecharía la suya. Cristiano se internaría por la banda izquierda y cedería atrás para que el alemán, con la parte interna del pie, colocara el balón para que ni Reina ni nadie pudiera llegar. Merecida ventaja por lo demostrado por ambos equipos.

Cinco minutos después, con el Napolés resintiendo los efectos del gol del Kroos, llegaría una joya de Casemiro. El más inesperado, sacaría el pincel para pintar una volea espectacular, inalcanzable para Reina. Tres a uno.

El Madrid buscó un cuarto para que la vivista al San Paolo fuera más plácida. El Nápoles buscó el segundo para que la contracorriente no fuera tan pesada de remontar. Pero Mertens desaprovechó la mejor ocasión, al mandar el balón encima de la portería.

Sarri buscó en Milik -quien va retomando ritmo tras estar seis meses en el dique seco-, el revulsivo para acercar a los suyos. Sin embargo, los de Zidane entendieron que cerrando los espacios restaban mucho del peligro de los napolitanos.

No hubo más ocasiones y terminó el partido. Una renta que parece suficiente para el Madrid de cara a su visita a Nápoles. Lo que es claro, es que, si hay un equipo hecho para la Champions, es el Real Madrid.

Mitologia hebrea - Sansón y melkart - Pandemonium.mx
Anterior nota

Mitología hebrea: Sansón y Melqart

Groundhog Day: El Arsenal y la pesadilla de los octavos de final de Champions
Siguiente nota

Groundhog Day: El Arsenal y la pesadilla de los octavos de final de Champions

Silverlune24

Silverlune24

Historiadora de profesión. Geek, nerd, friki, noña, etc., por convicción. Apasionada de los deportes, historia, cine, cultura, anime, manga, videojuegos y caricaturas. Old school all the way.

Nadie ha comentado :(

Leave a Reply