PrincipalZona Sportie

Atlético de Madrid 1 vs Leicester City 0: Mínima ventaja colchonera

El Atlético y el Leicester llegaban con un sueño. El Leicester de prolongar su cuento de hadas. El Atlético, el de por fin conseguir la tan ansiada orejona. La ida de este cruce de Champions League no fue un partido espectacular ni mucho menos. Pero el Atlético de Madrid hizo lo necesario para imponer su localía y la superioridad de su plantilla.

El plan de los foxes era claro: replegarse y esperar a que en algún contragolpe Vardy o Mahrez pudieran hacer daño. Mientras que el Atlético, encabezados por Griezmann, buscaban romper el cerrojo planteado por Shakespeare. A los visitantes no les importaba ceder toda la iniciativa a los colchoneros. Para ellos lo vital era no permitir una lluvia de goles en su portería. Jugaron el papel de víctimas. El papel de underdogs que tan bien conocen.

El Atlético, por su parte, lleva cinco años consecutivos jugando los cuartos de final, y aún siguen con la bandera de equipo humilde, incómodos con el mote de favoritos o con la categoría de ser uno de los equipos grande de Europa. Lo que sí es claro que es que tiraron de la experiencia para ganar el partido e imponerse por la mínima diferencia. Saben cómo jugar estas instancias, pero, sobre todo, saben como ganarlas.

Si bien por oportunidades y  llegadas el marcador se pudo abrir antes, pero la falta de tino y un buen partido de Schmeichel lo evitaron; no fue sino hasta el minuto 28 cuando llegaría el único tanto del partido. Un penalti, dudoso porque parece que Albrighton derriba a Griezmann fuera del área, fue bien ejecutado por el francés. Ese gol bastaría para el Atlético.

Eso no implica que no hayan buscado más goles, pero la puntería no estuvo de su parte. Koke estrelló par de balones al poste. Torres se resbaló cuando tenía todo para disparar desde una posición cómoda. Y cuando lo graban tirar a puerta, se encontraban con Schmeichel.

El Leicester no lograba cerrar bien los espacios y las líneas no estaban lo suficientemente juntas como para evitar el contragolpe rojiblanco. Los foxes fueron totalmente superados. Su primer disparo sería hasta el minuto 75. Antes de eso, Oblak había sido un espectador más.

Y, no obstante, la abrumadora superioridad rojiblanca no logró traducirse en más goles. El solitario gol de Griezmann nos deja una eliminatoria abierta para la vuelta. El zorro no está muerto, pero tiene que entender que ante el Atlético se necesita más músculo y piernas para poder aspirar a dar la campanada. Mientras que los de Simeone vislumbran, en el horizonte, otra semifinal.

Anterior nota

Bayern Múnich 1 vs Real Madrid 2: Golpe de autoridad madridista

Siguiente nota

Lufia II The Rise of the Sinistrals: Un clásico no tan popular del SNES

Silverlune24

Silverlune24

Historiadora de profesión. Geek, nerd, friki, noña, etc., por convicción. Apasionada de los deportes, historia, cine, cultura, anime, manga, videojuegos y caricaturas. Old school all the way.

Nadie ha comentado :(

Leave a Reply