PrincipalSector Gamer

Secret of Mana: Colorido, imperfecto y hermoso

En 1993, Squaresoft lanzaría para el SNES la secuela de lo que en este lado del mundo se conoció como Final Fantasy Adventure (para el Gameboy) y que sería el primer juego que conformaría la franquicia de Mana para Occidente.

Portada japonesa de Seiken Densetsu II

Secret of Mana o Seiken Densetsu II nos cuenta la historia de un chico (Randi en japonés) que encuentra una espada en las afueras de la aldea en la que vive. La toma porque quiere cortar los arbustos que le impiden el paso para regresar a casa. Una vez ahí, se entera que la espada que obtuvo no es otra que la Sword of Mana (Espada de Mana). Al sacarla de la piedra, el joven libera a monstruos en el bosque cercano, por lo tanto, es desterrado de la aldea y se embarca en una búsqueda para volver a forjar la Espada. Durante su viaje, se encontrará con una chica (Purim en japonés) y un duendecillo (Popoi en japonés) que le ayudarán en su camino en para convertirse en el héroe que el mundo necesita, mientras juntos buscan las Mana Seeds (Semillas de Mana) y luchan contra el Imperio, que busca repetir la historia y revivir el Mana Fortress (Fortaleza de Mana).

 

Contado así, la historia no parece nada especial ni demasiado original. Pero el mundo de Secret of Mana y como nos es presentado es suficiente para atrapar al jugador. Desde que comenzamos a jugar, nos damos cuenta que estamos ante un juego diferente a todo lo que se había hecho en su época y que sentó las bases para futuros juegos.

Randi encontrando la espada

A pesar de ser un juego de Squaresoft, Secret of Mana no usa el sistema de batalla tradicional de turnos -como los Final Fantasy-, sino que usa un sistema de batalla en tiempo real -más parecido a la franquicia de Legend of Zelda. Y no sólo eso, además, incluye la innovación del multijugador cooperativo, es decir, que hasta tres jugadores pueden jugar al mismo tiempo, entrando y saliendo en cualquier momento, o bien, un solo jugador controle a los tres personajes gracias a una IA personalizable para dos de los personajes. Claro, el juego sufre de glitches  pero nada que impida disfrutar su originalidad e interactividad.

 

Además, tiene un menú único conocido como el sistema de Ring Command (Comando Anillo) que pausa la acción y permite elegir entre una variedad de acciones que pueden ser realizadas sin necesidad de cambiar de pantallas. Por ejemplo: invocar hechizos, usar ítems, equipar armaduras o armas.

Las gráficas son coloridas y los personajes son tan coloridos como el ambiente que los rodea, haciéndolos parte del mundo, y no destacándolos. Los escenarios están bien realizados y cuando se llega a la parte en la que se puede explorar el mundo, se explota al máximo las capacidades del SNES, ya que se puede cambiar la perspectiva, rotar el mapa y así dar la ilusión de tridimensionalidad.

Como se mencionó previamente, la historia no parece ser la más original, sin embargo, la manera en la que está contada mantiene el interés del jugador. Probablemente haya una falta de desarrollo en los personajes. Y, una vez que aparece Flammie, el juego pierde el sentido de exploración y descubrimiento. Es decir, el juego se convierte en llegar al lugar, realizar lo requerido y volar al siguiente punto, siendo un juego lineal en todo sentido.

Flammie

Lo anterior se debe a que Secret of Mana estaba originalmente diseñado para ser lanzado en el add-on SNES CD. Antes de finalizar el desarrollo, el acuerdo entre Nintendo y Sony se vino abajo, dando paso a lo que en el futuro sería el Play Station. Por lo tanto, dado que el juego estaba diseñado para CD, al ser traspasado a cartucho, el 40% del contenido del juego tuvo que ser cortado, incluyendo más desarrollo en la historia y personajes, mini juegos, diferentes rutas y posibilidad de distintos finales (algo que se retomaría en Chrono Trigger).

SNES CD

Sin embargo, a pesar de sus puntos negativos, Secret of Mana es un juego entrañable. Porque lo que hace el juego genial no es sólo su modo de juego, sino la idea y como esa idea es representada en la pantalla para que los jugadores sientan empatía e interés por los jugadores y el mundo. El juego trata con tecnologías antiguas y civilizaciones perdidas, guerras, secretos, misterios y un imperio que busca repetir la historia, aun sabiendo las funestas consecuencias. Algo que a muchos nos resulta familiar.

YIPPIE!!!

Y, por si fuera poco, la música, obra de Hiroki Kikuta, es simplemente maravillosa. Cada pieza que integra el soundtrack es el acompañante ideal para cada momento de la historia y del juego. Es tan entrañable como el juego y probablemente esté en la discusión de ser una de las mejores bandas sonoras de la era del SNES.

Sí, no es un juego perfecto y el recorte que sufrió sin duda afectó el resultado final. No obstante, tiene tantos detalles positivos que es imposible no sentir un afecto especial por un juego original, colorido, entretenido. La nostalgia que provoca está más que justificada y es un juego que, si no han jugado, deberían probar. Para los que ya lo hemos jugado, siempre valdrá la pena revisitar. Y si eso fuera poco, sale Santa Claus.

Ho, ho, ho!!

Sin duda, lo mejor de la buena vieja guardia de los JRPG’s.

Mejores episodios de South Park, Temporada 1 - 4
Anterior nota

Los mejores episodios de South Park, temporadas 1 - 4

Mejores episodios de South Park, Temporada 5 - 8
Siguiente nota

Los mejores episodios de South Park, temporadas 5 – 8

Silverlune24

Silverlune24

Historiadora de profesión. Geek, nerd, friki, noña, etc., por convicción. Apasionada de los deportes, historia, cine, cultura, anime, manga, videojuegos y caricaturas. Old school all the way.

Nadie ha comentado :(

Leave a Reply