PrincipalSector Gamer

Ninja Gaiden: La trilogía del NES – Parte 3 de 3

En 1991, llegó la tercera y última entrega de Ninja Gaiden para Nintendo. Ninja Gaiden III: The Ancient  Ship of Doom. O cuando el III es antes que el II, ya que los desarrolladores decidieron ubicar la historia entre el I y el II -considerando el final del II, tiene sentido que así sea.

Este juego trajo grandes cambios en cuanto a la historia y la estética. En la introducción –que es la menos memorable e impactante de la trilogía- vemos como Irene Lew , quien realizaba investigaciones para la CIA en una operación llamad “Cardinal”, es perseguida y asesinada por…. ¡¿Ryu Hayabusa?!  Nuestro ninja lo niega y se lanza a investigar quién y por qué quieren inculparlo.

 

A diferencia de sus antecesores, los enemigos  ya no son humanos, animales (adiós águilas malditas, adiós) o demonios, sino máquinas y mutantes. El aspecto visual es ligeramente más plano, pero notablemente mejorado, con enemigos más grandes, desplazamientos verticales y los ambientes cada acto son más detallados, con más animaciones.

 

Y claro, sigue presente el Tecmo Theater, un sello distintivo de estos juegos. Y, una vez más, son la vía para avanzar en la historia y , una vez más, nos regala la postal de Ryu vislumbrando un castillo en ruinas. En este caso Castle Rock.

 

El modo de juego sufrió cambios. No demasiados, pero si significativos. El ritmo del juego es más lento, ya que Ryu pasa más tiempo en el aire durante los saltos. Además, se puede desplazar entre las plataformas sin necesidad de saltar en una pared.

En cuando a las armas secundarias, se incluye un artículo especial, que es una mejora de la espada, la cual amplia el rango del ataque y hace posible golpear enemigos a mayor distancia o sin necesidad de agacharse.

 

Las Phantom Shadows ya no existe, así como la shuriken ordinaria. La habilidad de colgarse y desplazarse entre plataformas hizo que se incluyera un arma adecuada para esas situaciones: una especie de cuchillas de energías que atacan todo lo que se encuentra arriba y abajo de Ryu.

La gran novedad es que los enemigos dejan de reaparecer infinitamente, por lo que retroceder puede proveer una mejora en la situación. Pero eso no hace que el juego sea más fácil en absoluto. Esto lo compensan con un aumento significativo en la cantidad de enemigos. Sin contar que los niveles están llenos de trampas, como arenas movedizas, plataformas que se deshacen o que están en constante movimiento.

Por alguna razón, Tecmo decidió que la versión japonesa (que contaba con la novedad de password) sería demasiado sencilla para los jugadores norteamericanos, así que el juego que llegó al continente americano era bastante más difícil. Los ataques de los enemigos causaban la pérdida de dos puntos de la barra de vida. La mejora de la espada tarda en aparecer en la mayoría de los actos, y, si no se logra superar una stage, el juego tiene la delicadeza de regresar HASTA el principio de la stage y no del área. Y, por primera vez, el jugador sólo tiene 5 créditos. Una vez perdidos, se tiene que comenzar desde el Acto 1.

 

Todo lo anterior, hace de este juego el más difícil y frustrante de los tres. Sin contar que el jugador no siente en ocasiones el mismo control sobre Ryu como en Ninja Gaiden II. Además, la historia se va volviendo más bizarra conforme avanza -clones, biónica, naves-, al punto que parece tratarse de otra franquicia. Incluso la música no es la mejor y recicla temas de juegos anteriores. Aunque, eso sí, como en los dos juegos anteriores, Ryu tiene que enfrentar a tres jefes finales.

 

You SHOULD’VE known!

Si tienen ánimos para enfrentar un reto y tienen alta tolerancia a la frustración (o acceso al Game Genie), este juego es para ustedes.  No es la mejor entrega de las tres. Probablemente sea la menos buena de las tres, pero tiene un alto factor de entretenimiento y sin duda es una prueba para todo los die hard gamers.

Y así, Tecmo daría fin a esta franquicia para las consolas old school. Volvería hasta el siglo XXI en la XBOX, pero para todos los que crecimos con el Nintendo, estos juegos siempre nos serán entrañables, porque fueron nuestras primeras pruebas reales con juegos deliciosamente difíciles y entretenidos.

 

Dragon Ball Super 80 - Gohan vs Lavenda - Pandemonium.mx
Anterior nota

Dragon Ball Super Episodio 80 – Gohan vs. Lavenda

Siguiente nota

Calabozos y Dragones: Nostalgia ochentera

Silverlune24

Silverlune24

Historiadora de profesión. Geek, nerd, friki, noña, etc., por convicción. Apasionada de los deportes, historia, cine, cultura, anime, manga, videojuegos y caricaturas. Old school all the way.

Nadie ha comentado :(

Leave a Reply