PrincipalRegión Geek

Spider Man Homecoming: La reseña (o por qué no nos gustó)

Hace algunos meses, en Pandemonium expresamos que Spider Man Homecoming nos generaba altas expectativas. Tras su breve aparición en Avengers: Civil War, parecía que por fin lograríamos ver el tan anhelado filme que le haría justicia a Spidey. Pero, a pesar del arrasador éxito con la crítica y en taquilla, Spiderman Homecoming está más enfocada en justificar la presencia de Spider Man en el universo cinematográfico de Marvel que en el propio Spiderman.

Spider Man Homecoming se ubica después de los eventos de Civil War. Peter Parker se nos presenta como un adolescente ansioso casi desesperado por probarse y demostrarle a Tony Stark / Iron Man que está más que listo para ser un miembro más de los Avengers. Así que, ávido de obtener la aprobación de Stark, Spider Man hace todo lo posible para demostrar su capacidad como súper héroe, a pesar de su juventud.

Y es aquí donde radica el principal problema de Homecoming. Si bien se agradece que no hayamos visto otra vez cómo fue el origen de Spidey y todo el asunto del Tío Ben, las motivaciones del Peter Parker de Tom Holland son simplemente ganarse el visto bueno de Tony Stark y ser uno más del equipo. El director John Watts parece que olvido que, en su concepción, Spider Man es impulsado por muerte del tío Ben y su deseo es defender, ayudar los necesitados y proteger a sus seres queridos. Si bien se entiende que el Peter Parker de este filme es un adolescente, esta necesidad de agradar a Stark le quita una de las características principales de Spider Man: su altruismo.

Peter: Pero quiero ser un Avenger…
Tony: No.

Y también le resta en su independencia. Spiderman, de nuevo, en sus orígenes, nunca buscó la aprobación de alguna figura paterna, ni mucho menos ponerse a las órdenes de nadie. Simplemente actuaba guiado por sus nociones de lo que está bien y de lo que cree que es lo correcto. En casi todo el filme depende de la tecnología o de Stark. Por lo tanto, le resta otra característica por la que Spidey brilla: su inteligencia, su ingenio. El Spiderman de nuestros cómics, sin importar en que embrollo estuviera metido, con su sentido arácnido que no hizo acto de aparición en Homecoming y su razonamiento, encuentra la salida y la respuesta. Aquí, sólo vemos un par de chispazos.

*Resoplido* No soy tu niñera… 

Y, como los seis guionistas del filme seis guionistas y aun así comenten un grave error de continuidad tenían que enlazar esta película con todo el universo cinematográfico de Marvel, a Tony Stark le brindan un rol paternal y de soporte emocional, restando importancia a la tía May en su versión más sexy y MILF y, obviamente, a la inexistente figura del tío Ben. Es tan preponderante el papel de Tony Stark en este filme, que el clímax de la película está relacionado con él. No se trata de proteger a Nueva York o a su gente de una amenaza mortal. Ni siquiera de proteger a algún ser querido. No, ahora tiene que proteger propiedad de Stark y los Avengers.

En cuanto a los personajes secundarios, el que destaca más es Ned Lees. Su interacción con Peter nos brinda los momentos más divertidos del filme. Mientras que los demás tienen una presencia meramente circunstancial y anodina Betty Brant y Liz, o, fuera de todo personaje, dado que los presentan como algo que no son en los cómics Flash Thompson.

Eso sí, Tom Holland hace un buen papel interpretando al inseguro e incompetente social Peter Parker (inspirado en el universo Ultimate). Simplemente el guion no le da mucho material para que se luzca. Lo mismo con el villano, Adrian Toomes, interpretado por Michael Keaton. El otrora Batman hace un buen trabajo, pero su personaje no tiene el suficiente desarrollo para ser demasiado memorable. Tiene una escena magnífica en la que deja ver el potencial que tenía su Buitre, pero no pasó de una escena. Simplemente se queda en el estereotipo del resentimiento contra los privilegiados, sin llegar al desarrollo que tuvo, por ejemplo, el Doctor Octopus. Hay otro par de villanos Shocker y el Escorpión, pero su aportación es mínima. Más bien parece que preparan el terreno para la secuela.

Resumiendo, Spider Man Homecoming no es lo que nos prometía. No es una mala película, sino que es un filme que apela a atraer a un público más joven mientras buscan encajar a Spidey en el universo que nos plantea Marvel con sus películas. Así que, si no esperan mucho más que eso, se divertirán. Sin embargo, si lo que buscan es una película sobre Spider Man, corren el riesgo de salir decepcionados.

Dragon Ball Super 98 - Vegeta se une a la pelea - Pandemonium.com.mx
Anterior nota

Dragon Ball Super Episodio 98 – El terror de un Universo

Siguiente nota

Castlevania: Las 5 cosas que nos dejó la serie de Netflix

Silverlune24

Silverlune24

Historiadora de profesión. Geek, nerd, friki, noña, etc., por convicción. Apasionada de los deportes, historia, cine, cultura, anime, manga, videojuegos y caricaturas. Old school all the way.

Nadie ha comentado :(

Leave a Reply