PrincipalRegión Geek

Liga de la Justicia: El prejuicio de la crítica

La crítica no ha tenido piedad con la Liga de la Justicia. Como podemos ver en las siguientes imágenes, los críticos no le dan casi ningún mérito y despedazan este nuevo intento de DC y Warner por conseguir un éxito rotundo que trascienda a los números en la taquilla.

 

Adaptar un cómic a la pantalla grande no es sencillo, porque nunca será simple lograr un consenso entre los aficionados al cómic y al espectador casual. Si a eso le sumamos que encontrar el tono y la fórmula para que los filmes encuentren una aceptación más generalizada, nos damos cuenta que la tarea no es nada fácil.

El Universo Extendido de DC (DCEU) ha sufrido precisamente por esta dificultad en dar con el tono ideal para encontrar una mejor recepción entre los críticos y los espectadores. A diferencia de su Universo Animado (DCAU) que es aclamado por la calidad de las historias, el DCEU ha dado ido dando tumbos.

DCAU

Sin embargo, con Wonder Woman, DC consiguió dar un paso hacia la dirección correcta, al brindarnos un filme con un buen guión, acción que entretiene y una Gal Gadot que hace suyo el papel de Diana.

Así que las expectativas para la Liga de la Justicia eran más altas que para otras entregas del DCEU. Y, al menos para nosotros en Pandemonium, es inexplicable la cantidad de críticas desmesuradas y negativas a una película que cumple con lo que se espera de un filme de este género: acción y entretenimiento.

La premisa de Liga de la Justicia es que una amenaza se cierne sobre la Tierra. Motivado por las lecciones que le dejó el acto altruista de Superman, Bruce Wayne encuentra ayuda en su nueva aliada, Diana Prince, para hacer frente a un gran enemigo. Juntos, Batman y Wonder Woman trabajarán para encontrar y reclutar a un grupo diverso que va desde semidioses hasta metahumanos, para luchar contra esta nueva amenaza. Sin embargo, es posible que la nueva formación de esta liga de héroes -Batman, Wonder Woman, Aquaman, Cyborg y The Flash- no sea suficiente para poder hacer frente a este enemigo que promete arrasar con todo.

La Liga de la Justicia es un capítulo más del DCEU, así que es importante, al menos, tener una noción de lo acontecido en los filmes anteriores. No es indispensable, pero ayuda a comprender mejor las menciones que se hacen a eventos anteriores a la película.

A diferencia de sus antecesoras, es una película menos oscura y busca redimir a sus héroes como eso, héroes. El guión busca aligerar la trama, quitar un poco la tensión con la justa medida de chistes y trata de que la unión de estos personajes se sienta natural, mientras van pasando de la desconfianza a entender que se necesitan y que tienen que funcionar como un equipo para poder vencer la amenaza que se cierne sobre ellos y el planeta.

Esto nos lleva a hablar del elenco. Es claro que Gal Gadot brilla y que Ezra Miller aporta la frescura y la irreverencia. Jason Momoa nos brinda un Aquaman que atrae el suficiente interés de la audiencia con su personalidad rebelde. Henry Cavill se luce como Superma (por fin). Mientras que el Batman de Ben Afflek sigue luciendo plano, ya que sigue imperando la taciturnidad, y a veces se siente que queda rezagado por la falta de súper poderes. Ray Fisher es el que menos presencia tiene en la pantalla, pero su Cyborg cumple.

Sin embargo, los grandes yerros de Liga de la Justicia están el apartado de la post producción. Probablemente el cambio de director (por cuestiones personales, Snyder tuvo que dar un paso al costado y Joss Whedon se hizo cargo) tuvo algo que ver en que algunos de los efectos no estuvieran tan bien logrados y algunas de las escenas de acción pueden parecer caóticas o poco imaginativas.

Aunque el gran problema del filme está en su villano, Steppenwolf, ya que nunca es lo suficientemente amenazador o maligno. Tal vez por querer seguir con ese alejamiento a la violencia que se vio en Man of Steel, Steppenwolf no representa realmente un verdadero peligro, o al menos no da esa sensación. No hay desesperación o terror ante las posibles pérdidas. Y esto es lo que evita que la película pueda llegar al siguiente nivel. Para ser un devorador de mundos, Steppenwolf no es convincente.

Pero, a pesar de ser un filme que dista de ser perfecto, no es para nada una mala película. Parece que existe un prejuicio hacia los filmes de DC y que hay una predisposición para no valorarlos en su justa medida. Porque Liga de la Justicia es un paso hacia al frente en un DCEU que está encontrando su fórmula y su balance para darnos -esperemos que pronto- esa película redonda que estamos esperando y que estos personajes merecen.

 

PD: Seguro ya lo saben, pero DEBEN quedarse a las escenas post créditos. No tienen desperdicio.

Anterior nota

Final Mundial de 1954: El Milagro de Berna

Mitología Egipcia - Diosa Wadjet en forma de cobras - Pandemonium.com.mx
Siguiente nota

Mitología Egipcia: La Diosa Wadjet

Silverlune24

Silverlune24

Historiadora de profesión. Geek, nerd, friki, noña, etc., por convicción. Apasionada de los deportes, historia, cine, cultura, anime, manga, videojuegos y caricaturas. Old school all the way.

Nadie ha comentado :(

Leave a Reply