PrincipalRegión Geek

Calabozos y Dragones: Nostalgia ochentera

A mediados de los ’80, llegó a nuestros televisores Calabozos y Dragones (Dungeons & Dragons).

Inspirada en el juego de rol homónimo, la caricatura, producida por Marvel Productions, narraba la historia de seis amigos (Hank, Eric, Presto, Sheila, Bobby y Diana) que deciden pasar un día en un parque de diversiones. Entran en la atracción de Calabozos y Dragones, cuando de repente, se ven transportados a un mundo fantástico, El reino de los Calabozos y Dragones (The Realm en inglés).

Un misterioso anciano, conocido como el Amo del Calabozo, que les otorga armas especiales que van con su nueva clase para ayudarlos a sobrevivir en ese mundo, mientras que promete que los auxiliará a encontrar alguna manera para volver a casa.

De izquierda a derecha: Presto el mago, Eric el caballero, Sheila la ladrona, Diana la acróbata, Bobby el bárbaro y Hank el arquero.

Así, los chicos -con Uni, la mascota unicornio-, buscan el camino a casa, pero se vuelven el objetivo del malvado Venger, quien los acosa para quítales sus armas, ya que podrían darle los medios para obtener un poder superior al que ya posee.

Uni y el Amo del Calabozo.

Con esa premisa y por 27 capítulos, distribuidos en tres temporadas, vemos como nuestros héroes se enfrentan a todo tipo de dificultades y pruebas en el mundo. Entre ellas, el propio Amo del Calabazo, quien suele aparecer en momentos aleatorios, dando consejos en forma de acertijos y siendo una fuente constante de frustración para los protagonistas. Su meta es volver a casa, pero suelen desviarse de ese objetivo para ayudar a otros o hacer frente a Venger o a otros enemigos, como Tiamat, la hidra de cinco cabezas que hace que el propio Venger tema.

Venger

Tiamat

Es destacable que los protagonistas, como en todo buen RPG; van creciendo, no sólo en sus poderes (Presto mejora el uso de la magia con el sombrero), sino también en sus personalidades (Eric deja de ser un cobarde). Al principio, su único deseo es volver a casa y olvidarse de ese lugar. Pero al ir avanzando la serie, van progresando en su dominio de las armas mágicas y en sus personalidades. Llega a importarles tanto el Reino, que son capaces de dejar la oportunidad de volver a su mundo por evitar una tragedia en el Reino o en la Tierra.

Curiosamente esta caricatura generó controversia por el nivel de violencia que desplegaba. En un capítulo, los chicos, HARTOS del Amo del Calabozo (¿y quién no?) y sus acertijos, deciden unirse con Tiamat para derrotar a Venger y poder regresar a casa. El simple hecho que los protagonistas consideraran matar al villano, era demasiado para la época.

Y, tal vez los intentos de censura, la falta de un mayor merchandising con juguetes o libros, aceptación entre los seguidores del juego de rol,  lo que finalmente hizo que la serie fuera cancelada antes de que pudiéramos ver el final, llamado Requiem.

Por suerte, uno de los escritores, Michael Reaves, subió el script a internet  para el deleite de todos los aficionados, porque finalmente sabríamos si estas pobres almas en desgracia regresarían a casa.

 

SPOILER ALERT:

Sin embargo, la sorpresa que nos encontramos fue que: VENGER ES HIJO DEL AMO DEL CALABOZO. Y resulta que el simpático anciano invocó a los chicos al Reino para que lo ayudaran a redimir a su hijo, dado que se volvió malo mientras estaba entrenando con su padre. Con semejante padre tan manipulador ¿alguien puede culparlo?

Los chicos logran que Venger deje de ser el malvado villano para regresar a su antiguo ser, noble y bueno. Entonces, el Amo del Trolleo Calabozo les ofrece a los chicos la posibilidad de regresar a su mundo o quedarse en el Reino para vencer a otros enemigos. Los chicos están emocionados y nos quedamos con la duda de que opción eligen. Pero, asumiendo que son sensatos, regresaron a la Tierra para nunca volver.

El Amo de los Manipuladores

Calabozos y Dragones probablemente sea criticada por los aficionados al juego de rol por ser una versión algo insípida o rosa del mismo, sin embargo, el mensaje que tiene es profundo. Los chicos se veían forzados a elegir entre lo conocido y lo extraño. Entre lo familiar y lo ajeno. Entre rendirse y seguir adelante. ¿Elegir el camino fácil o forjar propio camino? Pasarán los años pero la cuestión que plantea sigue vigente y nunca envejece.

Así que, para aquellos que no la hayan visto, denle un vistazo. No es demasiado larga, cuenta con buena dosis de acción, no ha envejecido tan mal y el final está ahí para que no se queden con una historia inconclusa, Créanme que merece la oportunidad.

 

Anterior nota

Ninja Gaiden: La trilogía del NES – Parte 3 de 3

One Piece 857 - Boa Hancock en piscina - Pandemonium.mx
Siguiente nota

Review de One Piece manga 857

Silverlune24

Silverlune24

Historiadora de profesión. Geek, nerd, friki, noña, etc., por convicción. Apasionada de los deportes, historia, cine, cultura, anime, manga, videojuegos y caricaturas. Old school all the way.

Nadie ha comentado :(

Leave a Reply