PrincipalZona Sportie

Back to reality – Claudio Ranieri despedido por el Leicester

Tras una temporada de ensueño, en la que un club pequeñito como Leicester logró coronarse campeón de la Premier League, algo que antes de la temporada pasada sólo se podía antojar posible en el FIFA o en el PES,  hoy, la directiva del club decidió despedir a Claudio Ranieri, el técnico que los llevó a la gloria.

Era fácil suponer que los foxes no podrían emular lo conseguido en la temporada 2015/2016, cuando, contra todo pronóstico, se consagraron campeones en Inglaterra, dejando en evidencia a los multimillonarios como los dos equipos de Manchester, Arsenal, Chelsea, Liverpool, entre otros. Tan sólo perdieron cuatro partidos, y encontraron en jugadores como Schmeihel,Morgan, Vardy, Mahrez y Kanté las fundaciones de un equipo rocoso, ordenado y certero.

Sin embargo, los grandes equipos ingleses se reforzaron y el Leicester, ahora con la obligación de participar en Champions, no pudieron competir con esos presupuestos multimillonarios. Si bien el plantel no sufrió grandes modificaciones sufrieron una baja dolorosísima y que es la que ha marcado en parte el triste andar del Leicester esta campaña: la venta de N’golo Kanté al Chelsea.

Y es que el francés era el que brindaba el equilibrio y el orden al equipo. Recuperó más balones que nadie en toda Europa, proveía de una salida limpia a los suyos y ayudaba a los centrales cuando se veían en apuros. Con su venta, el Leicester se quedó sin su sostén. Ninguno de los jugadores que ha probado Ranieri en esa posición, cubre el terreno como lo hacía Kanté, lo que hace que el equipo no sea compacto y haya grandes espacios entre las líneas, algo que ha sido aprovechado al máximo por los rivales. Si a esto le sumamos el bajón de nivel generalizado del todo el equipo, nos da como resultado que los campeones ahora miran al descenso por el rabillo del ojo.

Lo cuestionable de la decisión es que viene justo cuando los foxes venían de obtener un buen resultado en su visita a Sevilla en el partido de ida en la eliminatoria de octavos de la Champions League -otro logró inédito para este club. Si bien perdieron 2 a 1, el gol de visitante les da posibilidad de clasificar a cuartos con el 1-0 en casa. Es decir, largan a Ranieri cuando aún están vivos en Champions (con los ingresos económicos que ello implica) y con muchas posibilidades de no descender.

Sabemos que la lealtad en el deporte va de la mano de los resultados. Al final, el futbol es un negocio, pero eso no evita que nos cuestionemos el timing de esta decisión. Sobre todo, viniendo de un equipo que está viviendo la realidad a la pertenece, aunque vive el sueño europeo. ¿Acaso Ranieri no podía lograr motivar una vez más a este grupo de jugadores? ¿Acaso el italiano no merecía más paciencia? ¿Acaso ganar una Premier League con un grupo de underdogs no merece más crédito?

Veremos si el Leicester no termina por arrepentirse. Lo que es claro, es que Ranieri se marcha de este club tras haberle dado más, mucho más, de lo que sus aficionados jamás hubieran podido imaginar.

El futbol tiene memoria muy corta.

Anterior nota

La noche de los 14 goles – Festival goleador en Champions.

Siguiente nota

Ninja Gaiden: La trilogía del NES – Parte 1 de 3

Silverlune24

Silverlune24

Historiadora de profesión. Geek, nerd, friki, noña, etc., por convicción. Apasionada de los deportes, historia, cine, cultura, anime, manga, videojuegos y caricaturas. Old school all the way.

Nadie ha comentado :(

Leave a Reply