Centro CulturalPrincipal

Mitología Sumeria: Gilgamesh

El mítico rey semidios Gilgamesh (de Bilga: “Ancestro” y Mesh: “Jóven” originalmente en sumerio) es, a lo mejor, un rey que en realidad existió entre el 2800 al 2500 y que gobernó Uruk (y esto lo suponemos porque el humano es terrible para inventar cosas, generalmente cuenta historias que distorsiona y exagera con el paso del tiempo). En este apartado nos enfocaremos al Gilgamesh mísitco de la epopeya milenaria “El Poema de Gilgamesh”.

Mitologia Sumeria - Tablilla del poema de Gilgamesh - Pandemonium.com.mx

Tablilla del poema de Gilgamesh

El Poema de Gilgamesh es la primera epopeya jamás escrita en tiempos del imperio acadio, posiblemente de recopilaciones orales del pueblo en Uruk. Se trascribió varias veces, siendo la más importante las tablillas encontradas en Ninive en la biblioteca de Arsubanipal.

La historia nos habla de este rey de Uruk, hijo de la diosa Ninsún, es soberbio y malvado así que los dioses envían a un hombre poderoso llamado Enkidu a castigarlo, pero por asares del destino, ambos se vuelven grandes amigos y tienen varias aventuras juntos. Trata temas de amistad, inmortalidad y valor, se convirtió rápidamente en un clásico literario en el mundo antiguo y muchos empezaron a crear a sus propios “gilgameshes”, como Heracles, Sansón, Cú Chulainn y más…

 

Apariencia física

Mitologia Sumeria - Gilgamesh y Enkidu - Pandemonium.com.mx

Gilgamesh y Enkidu en alguna de sus aventuras

Por increíble que parezca, no hay muchas representaciones de Gilgamesh y las estatuas que se han “interpretado” como suyas no corresponden realmente a él. Sin embargo, su apariencia no podía ser muy diferente al arquetipo de los hombres en Uruk, cabello y una barba larga y negra, ojos negros y de piel morena. Vestido con una larga túnica amarrada a sus hombros.

En los cilindros sumerios y acadios, nos lo representan luchando contra un toro junto a Enkidu o domando a un león, momentos clave de su mitología.

 

Historia

El rey de Uruk, Giglamesh, dos tercios deidad, es un regente cruel y despiadado y oprime terriblemente a su pueblo. Se acuesta con todas las mujeres que se van a casar y a los hombres los reta en peleas y muestras de fuerza a riesgo de ser esclavizados. El pueblo clama a los dioses y estos responden creando a un hombre igual de poderoso que Gilgamesh, el salvaje Enkidu.

Enkidu es un hombre que vive entre los animales y se comporta como bestia, es encontrado por un cazador y este, por consejo del dios Shamash, lo lleva con una prostituta para civilizarlo. Después de una semana entera de sexo apasionado, Enkidu es enseñado sobre los principios básicos de la civilización y empieza a trabajar como pastor.

Un día, Enkidu escucha sobre como el rey Gilgamesh se metía a las recámaras de las mujeres que se iban a casar para “probarlas” y furioso decide retarlo. Ambos luchan estremeciendo la ciudad de Uruk hasta que finalmente de esta pelea de enemigos surge un “bromance” entre dos grandes rivales.

Después de que ambos se vuelven los más grandes amigos, Gilgamesh le cuenta a Enkidu una nueva aventura entre ellos dos, ir al bosque de cedros y matar al guardián Humbaba. A pesar de que el consejo de ancianos le prohíbe al rey y su amigo hacer tal blasfemia contra los dioses, Giglamesh decide ir de todas formas (viva la monarquía absoluta). Después de presentarle a su madre a su “hermano” Enkidu, ambos marchan hacia el bosque de cedros donde Gilgamesh tiene constantemente pesadillas, pero decide ignorarlas para seguir su propia pasión por la aventura con su mejor amigo.

Mitologia Sumeria - Gilgamesh y Enkidu matando a Humbaba - Pandemonium.com.mx

Gilgamesh y Enkidu matando a Humbaba

En el bosque, Humbaba amenaza a nuestros héroes y acusa a Enkidu de traidor a los dioses, pero Gilgamesh y Enkidu son capaces de vencerlo con ayuda del dios Shamash, a quien Gilgamesh suplicó por ayuda anteriormente. El monstruoso guardián suplica por clemencia, pero Enkidu alega que miente, así que Giglamesh lo asesina. Talan varios cedros para construir una balsa y regresar a Uruk con la cabeza de Humbaba. Enkidu decide usar un cedro para crear un hermoso pórtico al templo de Enlil.

En consecuentes días, Ishtar intenta seducir a Gilgamesh, pero él la rechaza porque esa una harpía sin corazón que trata como basura a sus pretendientes. Furiosa, Ishtar suplica a su bisabuelo Anu que libere al Toro Celestial para castigar al rey de Uruk por tal ofensa. Como Anu se opone, Ishtar amenaza con abrir las puertas del Irkala (infierno) y liberar a los muertos. Nervioso, Anu accede e Ishtar dirige al monstruoso toro alado hacia Uruk donde este, su enorme fuerza hace secar el río Eufrates y causa enormes terremotos que tragan a 300 personas.

Nuevamente, con la ayuda del dios Shamash, Giglamesh y Enkidu someten al toro alado y cuando Enkidu ve que Ishtar los observa desde las murallas de Uruk, arranca la pierna del toro y se la arroja a esta amenazándola que ese será su destino si vuelve a retarlos. Los dioses están más que furiosos con estos dos héroes.

Mitologia Sumeria - Gilgamesh y ENkidu derrotando al toro celestial - Pandemonium.com.mx

Gilgamesh y Enkidu derrotando al toro celestia

En una reunión de emergencia, los dioses determinan que estos dos hombres son muy peligrosos y han cometido dos actos de blasfemia al matar a Humbaba y al Toro Celestial, entonces deciden eliminar a uno de ellos, a pesar de las protestas de Shamash. Enkidu comienza a tener sueños de su inevitable muerte y maldice a los dioses, maldice a Enlil por el pórtico que él le construyó, maldice al cazador que lo encontró y maldice a la prostituta que lo civilizó. Shamash le habla y le dice que, si nada de eso hubiera pasado, jamás hubiera conocido a Gilgamesh ni hubiera sido feliz como lo fue con él. Enkidu se arrepiente de sus maldiciones, pero su salud sigue empeorando. Finalmente, tiene un sueño donde es arrastrado al Irkalla. Enkidu enferma y muere en deshonor al no poder hacerlo en combate, esperando que Gilgamesh trate su cuerpo inerte con los honores que él se merece.

Giglamesh llora por la muerte de su amigo y ofrece para su muerte todos los honores posibles junto con infinidad de regalos en su tumba para que Enkidu sea bien recibido en el más allá. Estando en luto viviendo en el bosque, con su cabello rapado en señal de duelo y vistiéndose solo con pieles de animal, empieza a temer por su propia vida y decide ver al hombre que pudo sobrevivir al Gran Diluvio, Utnapishtim, quien fue dada la inmortalidad por dicha hazaña.

Llegar con Utnapishtim no es tarea fácil ya que él vive en los confines de la tierra. En su aventura, Gilgamesh debe derrotar a dos leones, enfrentar a dos hombres escorpión y cruzar un pasillo oscuro sin luz por doce horas. Finalmente, nuestro héroe llega al jardín de los dioses donde el sabio vive. La diosa de la cerveza Siduri lo ve e intenta auyentarlo del jardín, pero Gilgamesh suplica que debe ver al hombre inmortal, así que la diosa lo envía a ver al barquero Urshanabi quien lo puede llevar hasta la isla donde Utnapishtim tiene su residencia.

Urshanabi protegido por dos gigantes de piedra, Gilgamesh los asesina y suplica ayuda al barquero para cruzar el río, pero este le reclama diciendo que solo esos gigantes que mató podían llegar hasta dicha isla, así que le ordena a cortar 130 troncos para crear un puente y pueda llegar hasta su destino. Una labor titánica incluso para nuestro hercúleo héroe.

Después de varios predicamentos, Giglamesh llega cara a cara con Utnapishtim y le suplica que le de el secreto de su inmortalidad. Después de que Utnapishtim le cuenta sobre el diluvio universal (referir al apartado de Enlil), este le dice que la inmortalidad le fue dada por Enlil como regalo, él no hizo nada para obtenerlo; aun así, le impone un reto, vencer al sueño antes para poder vencer a la muerte después.

Mitologia Sumeria - Gilgamesh venciendo a dos leones - Pandemonium.com.mx

Gilgamesh venciendo a dos leones

Gilgamesh debe mantenerse despierto por seis días seguidos, y la esposa de Utnapishtim cocerá un pastelillo cada vez que Giglamesh se queda dormido. Lamentablemente su esposa cocina muchos pastelillos porque Gilgamesh no es capaz de vencer su sueño. Desanimado, decide partir a su casa con ayuda del barquero. La esposa de Utnapishtim, antes de que Gilgamesh se retirase, le habla de una planta que lo volverá joven nuevamente y que está en el fondo del lago. Gilgamesh se ata piedras a los pies y desciende al fondo del abismo donde encuentra la planta, lamentablemente, cuando se disponía a bañarse, una serpiente se roba la planta dejando a nuestro héroe sin inmortalidad ni juventud eterna.

El rey de Uruk regresa a su ciudad natal desanimado y triste, pero cuando el barquero mira las murallas de Uruk, este felicita a Gilgamesh por tan gran obra para su gente y para su ciudad.

Existen también dos cuentos alternativos de Gilgamesh que no son posibles de empatar con esta epopeya. La primera es sobre un árbol de la diosa Ishtar (referir al artículo de Innana) y otro el cual es continuación de este dónde las posesiones del rey caen al inframundo y Enkidu decide entrar para rescatarlas. El héroe, a pesar de cumplir con las condiciones para salir del Irkala, no puede salir, así que Gilgamesh suplica a los dioses y Shamash abre un agujero en la tierra donde Enkidu es capaz de escapar. Gilgamesh le pregunta entonces a Enkidu cómo es el inframundo.

Anterior nota

Mitología Babilónica: El dios Marduk

Mitología Babilonia - Enki dentro del Abzu - Pandemonium.com.mx
Siguiente nota

Mitología Babilonica: El dios Abzu

Dougieus

Dougieus

Programador de videojuegos en Raptware y creador de las tiras cómicas Animondos. Amante de la historia, geografía, mitología y los videojuegos retro.

Nadie ha comentado :(

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.