Centro CulturalPrincipal

Mitología Sumeria: El Dios Enlil

Mitología Sumeria - Ur-Nammu ante un Dios, posiblemente Enlil - Pandemonium.com.mx

Ur-Nammu ante un Dios, posiblemente Enli

Enlil (cuyo nombre significa Señor Viento) era el dios principal de la mitología sumeria. Un dios terrible y destructivo, con muy mal carácter a quienes los antiguos mesopotámicos le temían; sin embargo, también podía ser generoso unas cuantas veces (muy contadas, es más, puedo contarlas con una sola mano y eso arrancándome 3 dedos). Pero esto no es raro, ya que la idea que los reyes debían ser crueles era algo muy común en esta región tan árida del mundo.

El Señor Viento era el hijo del dios An y la diosa Ki, de hecho, él dividió a sus padres para que existiera una región habitable (primera buena obra), creando así la cosmología que se creía antes, el cielo o firmamento (An), el espacio donde vivimos y debajo la Tierra (Ki). Fuera de esa esfera se encontraba las aguas eternas (Nammu) que cubrían los cielos y llenaban los océanos (de hecho, es una cosmología similar o idéntica que el mostrada en la biblia).

Mitología Sumeria - Ruinas de Nippur - Pandemonium.com.mx

Ruinas de Nippur

Su santuario se encontraba en la ciudad de Nippur (en la actual Nuffar de Irak) y era absurdamente importante, ya que todos los reyes, fueran sumerios, babilonios o casitas, tenían que ir a este templo para legitimar su reinado. Se creía que en este lugar era la unión entre el cielo y la tierra. Para cuando se empezó a escribir sobre Enlil en las tablillas sumerias, este dios ya había absorbido la importancia de su padre An y lo había sustituido poco a poco para convertirse en el dios más importante del panteón sumerio. Los Acadios, Asirios y Babilonios lo conocerían como Elil, y estos dos últimos, igual que los sumerios, terminarían por sustituir a este dios por sus propios dioses locales, Assur y Marduk (quienes hablaremos de ellos también). Los hurritas y los hititas representarían a Enlil como su malvado dios Kumarbi quien se convertiría en la inspiración del dios Cronos griego.

El culto de Enlil llegaría a su ocaso cuando Elam invadió esta región, después de ello Assur y Marduk serían los dioses de quienes vamos a escuchar como los campeones del mundo. Claro está, Enlil aún era mencionado, pero ya como un dios viejo y distante. Después de todo, Marduk era más chévere, valiente y accesible con los humanos mientras que Enlil no podían ni los mismos dioses verlo a los ojos (así de caprichoso era el muchacho).

A Enlil se le atribuyen varias cosas, entre ellos es la invención de la piqueta o azadón (muy útiles para la agricultura). Ahora pensemos un poco en aquella gente que toma cualquier imagen babilonia y le llama Enlil diciendo que era el rey de los extraterrestres anunnaki, viajaron a millones de años luz hasta nuestro planeta para traerle al hombre esto:

Mitología Sumeria - Mattock - Pandemonium.com.mx

La piqueta, el invento de Enlil

Wow… digo, no sabía que el hombre era tan idiota para no poder inventar herramientas de agricultura. Gracias poderosos y superiores aliens, era lo que todos necesitábamos. Gracias por traernos una piqueta y no la cura para el cáncer. Alabados sean (por cierto, segunda buena obra).

Enlil, como el más pro de los anunnakis (hijos de An y Ki), era también padre de varios dioses importantes como Nergal, Nanna y Ninurta de quienes hablaremos más adelante. También se le atribuye la creación de la vida, y obviamente, también el diluvio universal (para que vieras que era un OGT) y que a su esposa Ninlil la raptó y la violó (lo que era normal antes…) aunque esta acción, obviamente no fue bien vista por los dioses así que fue, por un tiempo, exiliado del cielo (bueno, estos dioses sumerios tenían más moral, un poco al menos, que las leyes de la biblia).

En todo caso, basta de bla bla bla y comencemos a conocer al majestuoso pero monstruoso Enlil.

 

Mitología Sumeria - Naram Sin - Pandemonium.com.mx

Naram-Sin con una corona con cuernos, característica de Enlil

Apariencia física

Al igual que An, no tenía una forma física cuando lo dibujaban (sí, esos cientos de imágenes de que atribuyen a Enlil un extraterrestre son otros dioses, desde Ninurta, Marduk, o simples reyes sumerios o babilonios). Para representarlo, era igual que An, una corona en un trono y para representar “su poder” se ponía una corona con cuernos en la cabeza de un regente (como el ejemplo que tenemos aquí de Naram-Sin).

 

Historia

A diferencia de An, Enlil desaparece de una forma muy brusca después del ascenso de los babilonios con Hammurabi. Básicamente toda su esencia fue absorbida por Marduk, mientras que a An aún se le recordaba un poco como el dios de dioses.

 

Mitología Sumeria. Enlil y Ninlil

Todo comenzó cuando los dioses vivían en la tierra, específicamente en la ciudad de Nippur, en la actual Irak. No había humanos y los dioses vivían felices y tranquilos, aunque bueno, no tanto, los jóvenes tenían que trabajar duro para alimentar a los viejos, pero eso lo dejaremos para el mito de la creación.

Enlil, el hijo de An, era guapo, apuesto, su barba era sexy y hermosa (bien hípster con su barba larga), pero ya le había echado ojitos a la hija de la diosa Nisaba, Ninlil. A Ninlil le gustaba irse a bañar al río (porque no inventaban aún la regadera, estos extraterrestres tan salvajes y primitivos, inventan naves espaciales, pero no duchas, no no no) y su madre le advirtió que Enlil la espiaba siempre cuando lo hacía, pero a Ninlil como le apasionaba que la miraran, pues le valió madres. Su madre le advirtió que su virginidad era muy importante (extraterrestres con morales idiotas) y que debía cuidarla, pero a Ninlil todo eso la ponía más cachonda. Y pues pasó lo que tenía que pasar, Ninlil fue a bañarse al río y Enlil, viendo su oportunidad, se lanzó sobre la Ninlil y fornicaron como bestias salvajes. Pero como aún no inventaban el condón, Ninlil quedó embarazada del dios Nanna.

Furiosos los dioses de este agravio, expulsaron inmediatamente a Enlil de la ciudad santa, acusándolo de violador y machista, y lo enviaron a los infiernos. Enlil sabía que Ninlil sería expulsada también así que ideó un plan para que ya no lo siguiera, se disfrazaría de guardián de la puerta de los infiernos y esperaría que Ninlil llegara y negaría que Enlil se dirigió a esa zona.

Ninlil apareció precisamente después de ser expulsada también por andar teniendo sexo antes de casarse, y cuando vio a Enlil disfrazado de guardia, le preguntó a dónde había ido Enlil, obviamente, este dijo que no sabía; así que Ninlil se quitó la ropa y ofreció sexo por información, y pues con estas condiciones, ¿quién se iba a negar?

Enlil y Ninlil tenían sexo, pero cada que terminaban, Enlil le decía que no sabía, así que cogían de nuevo, así procrearon a todos los hijos de Enlil y Ninlil (y que el vientre de Ninlil era el de una zarigüeya). Los dioses, sorprendidos por cuantos hijos tuvieron, aceptaron a Enlil de nuevo en la ciudad porque lo consideraron todo un semental, y así es como Enlil se convirtió en el rey de los dioses (cogiendo).

 

Mitología Sumeria: La creación del hombre.

Como mencioné anteriormente, los dioses viejos hacían que los dioses jóvenes les dieran de comer y tenían una vida muy difícil y abrumadora, además que los dioses tenían poca descendencia y pues tenían que cargar con las labores de la agricultura. Enlil inventó el azadón que les facilitó el trabajo, pero aún así tenían que trabajar mucho. Entonces el dios Enki sugirió “inventemos esclavos” y pum, surgieron los humanos. Para hacer esto, el dios Ilawela se sacrifica a si mismo y con su sangre e inteligencia, la diosa Ninhursag se lo inyecta a 14 muñecos de barro, los recubre con la piel del difunto dios y así se crean los primeros humanos. Ahora los humanos alimentarían a los dioses jóvenes y a los dioses viejos… ¡genios!

 

Mitología Sumeria: El Diluvio Universal

Pero estos muñequitos de barro resultaron ser muy fértiles y cogelones, así que fornicaban a todas horas y eran muy ruidosos, lo cual no dejaban a los dioses dormir. O sea, mientras los humanos cogían, los dioses en sus matrimonios estancados y aburridos sentían envidia, como vivir en un departamento y que tus vecinos sean una pareja recién casada. Imagínate eso.

Enlil se pone furioso y decide destruir a los humanos con un diluvio; Enki, quien no está de acuerdo con este acto, le informa al sabio Ziusudra (Atrahasis en acadio y Utnapishtim en babilonio) que construya un arca y se salve él y su familia y ganado. Ziusudra lo hace y logra evitar la muerte cuando las puertas del cielo se abren para caer la lluvia (recuerden la cosmología del Medio oriente donde el cielo es agua y que el firmamento es una capa de lapislázuli, misma cosmología que la biblia). Ziusudra escapa y Enki le ordena hacer un sacrificio a los dioses.

Muy contento, Enlil les presume a los demás dioses como destruyó a todos los humanos cuando le empieza a llegar el olor a sacrificio, y se pone furioso “A ver, ¿quién fue el jueputa que le avisó a ese humano del diluvio?”, y Enki le dice que deje de estar de menopáusica, que bajen todos a comer el banquete. Los dioses bajan y tragan como cerdos, al grado que Enlil está tan contento y borracho que se olvida de este problema y felicita a Ziusudra por sobrevivir y le concede la vida eterna. Enki, para remediar este problema de los humanos reproduciéndose tanto, decide que los nuevos no serán tan fértiles y vivirán menos. Así todos terminan contentos (por esa razón cuando se hablan de los reyes antediluvianos en los anales sumerios, estos vivían más de 1000 años, algo similar a la Biblia con los antes de y después de Noé).

 

Mitología Sumeria - Ninurta y el ave Anzu - Pandemonium.com.mx

Ninurta y el ave Anzu

Mitología Sumeria: El ave Anzu

Uno de los grandes tesoros del dios Enlil para manifestar su poder eran las tablillas del destino, quien siempre las cargaba en su pecho. Pero un día que se disponía a dormir, se las quitó y el ave Anzu, aprovechó esto y se las robó y se las llevó. Enlil furioso, ordenó a su hijo Ninurta que se las recuperara. Ninurta viajó y encontró al ave y la masacró, recuperando las tablillas y poniendo el cosmos en orden nuevamente (los babilonios cambiarían a Ninurta con Marduk, pero estos dick moves de Babilonia ya todos se los esperaban).

 

Conclusiones

Con esto terminamos con el dios más importante de la mitología sumeria. Sus mitos fueron usados por acadios y babilonios por igual porque no había ninguna razón en expandirlos ya que sus propios dioses terminarían sustituyendo a esta deidad. Como dato curioso, los acadios le llamaron Elil, lo cual en la región de Canaán y de Fenicia, posteriormente esta deformación lo convertirían en su dios supremo El, quien se convirtió en la base de la palabra dios en la mitología hebrea.

Anterior nota

Series animadas de Spider-Man: De peor a mejor (parte 2)

Siguiente nota

Retrogaming: Aero Fighters 2 (Neo Geo)

Dougieus

Dougieus

Programador de videojuegos en Raptware y creador de las tiras cómicas Animondos. Amante de la historia, geografía, mitología y los videojuegos retro.

Nadie ha comentado :(

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.