Centro CulturalPrincipal

Mitología babilónica: La diosa Tiamat

La diosa primordial Tiamat era la representación acadia, asiria y babilónica del agua salada (es decir, los océanos). Era representada, posiblemente, como una enorme y gigantesca serpiente femenina con enormes brazos y grandes cuernos. Su esposo era la representación del agua dulce, Abzu, y es la principal antagonista del cuento Enuma Elish.

El nombre de Tiamat es controversial, pero se cree que proviene del acadio “tamtu” que significa mar. Posiblemente la palabra semita “tehom” (abismo) esté asociada a esta misma palabra.

Mitologia Babilónica - Marduk asesina a Tiamat 2 - Pandemonium.com.mx

Marduk asesina a Tiamat (representada como una enorme serpiente)

Según la historia del Enuma Elish, narración babilónica propagandística creada para justificar el poder de Marduk sobre los demás dioses, nos narra que en el principio de la existencia del cosmos solo existía Abzu, el agua dulce y Tiamat, el agua salada.

Abzu y Tiamat juntan sus aguas para poder crear vida, y lo logran creando la primera pareja cósmica: Lahmu y Lahamu. Estos, a su vez, engendran a dos hijos: Anshar (la bóveda celeste) y Kishar (el horizonte). A su vez, ellos se unirían y crearían a Anu (el cielo inmediato) y Ki (la tierra).

Los dioses continuaron reproduciéndose de una manera muy acelerada y, aparentemente, todos ellos vivían “dentro” de Tiamat. Estos, con sus actividades le daban enormes dolores a su madre ancestral lo cual molestó muchísimo a Abzu y empezó a tener el deseo de matarlos.

Ea, el dios de las aguas se entera del plan de su padre ancestral gracias a que Tiamat le advirtió; y antes que pudiera hacer nada, este duerme a Abzu y lo estrella en el suelo, asesinándolo, y creando una casa en su interior.

Tiamat, decepcionada que hubiesen asesinado a su marido, decide ser ella misma quien los mate. Nombrando a su hijo Kingu como su nuevo campeón y condecorándolo con las tablillas del destino (que tenían poderes sobre naturales), le declara la guerra a los dioses que aún viven en su interior. Además, teniendo como hijos 7 monstruos (en su mayoría serpientes) con veneno en lugar de sangre y formando así su ejército para luchar. El pánico se dispara dentro de las jóvenes deidades, y empeora cuando Ea decide ya no luchar con ellos. Sin embargo, Marduk, el hijo del dios de las aguas decide luchar contra la madre ancestral de todos.

Equipado el valiente dios con flechas de viento, sale de Tiamat y la ataca furiosamente. Dirige sus flechas hacia la cara de Tiamat, dañándola en el proceso. Posteriormente, con su báculo sagrado, Marduk destruye el cráneo de la poderosa Tiamat, matándola en el asalto. Mientras tanto, usando su red de vientos logra atrapar a Kingu y los monstruos creados por Tiamat para combatir a los dioses.

Marduk comienza a despedazar el cuerpo de Tiamat. Divide su cuerpo en dos y crea así la tierra y los cielos; usando sus costillas, crea la bóveda celeste. Sus ojos se convertirían en la fuente del Tigris y del Éufrates, su cola en la vía láctea y su sangre en el mar. Con esto, Marduk se convirtió en el dios supremo del panteón babilónico (siendo esta historia contradictoria a todos los mitos sumerios y acadios sobre Enlil y Enki).

El mito de la lucha de Tiamat (una dragona) contra Marduk se convirtió en el arquetipo del dios dios celestial enfrentando al caos (la serpiente). Mitos similares podemos ver a Ra enfrentando a Apep, Baal enfrentando a Yamm (o Lotán), Teshub enfrentando a Illuyanka, Apolo enfrentando a Pitón, Indra enfrentando a Vritrá, y así sucesivamente.

Mitologia Mesopotámica - El dios Shamash - Pandemonium.com.mx
Anterior nota

Mitología sumeria: El dios Utu (Shamash)

Siguiente nota

Mitología sumeria: La diosa Uttu

Dougieus

Dougieus

Programador de videojuegos en Raptware y creador de las tiras cómicas Animondos. Amante de la historia, geografía, mitología y los videojuegos retro.

Nadie ha comentado :(

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.