Área Otaku

Las Aventuras de Fly

Valieeeeeenteeeeeee Flyyyyy. Nadieeeee te vencerá. Por el cielo y el mar, tu pode reinará, nunca dejes de luchaaaaaaaar. Valiente Fly…

 

 

Dai no Daibouken o Dragon Quest, mejor conocido como “Las Aventuras de Fly”, llegó a nuestras televisiones a mediados de los ’90, y de inmediato robó nuestros corazones y media hora durante las mañanas de los sábados.

Este anime (cortesía de Toei), basado en el manga del mismo nombre, es un spin off de la saga de RPGs Dragon Quest -conocida como Dragon Warrior por estos lares-, del estudio Enix. La premisa no es demasiado compleja: Fly (Dai) es un niño que fue criado por monstruos en una isla, al ser el único sobreviviente de un aparente naufragio. Fly sueña con ser un héroe y tener muchas aventuras. Dado que el Rey Demonio fue derrotado años atrás, los monstruos habían sido liberados de su influencia y ahora viven en paz. Sin embargo, el Rey Demonio regresa a la vida y el mundo poco a poco entra en caos.

Justo entonces, llega a la isla un “profesor de héroes”, Avan, junto con su alumno, el aprendiz de hechicero, Pop. Conjura una barrera mágica para proteger a los monstruos de la influencia maligna del Rey Demonio y se dispone a entrenar a Fly para que se convierta en un gran héroe. Pero antes de que pueda terminar su entrenamiento, Hadler, el temido Rey Demonio, aparece en la isla. Avan se sacrifica… pero falla en su intento de derrotar a Hadler. Fly, entonces, hace muestra del increíble poder que posee y hace huir a Hadler.

 

Después de la batalla, Fly, junto a Pop, deciden abandonar la isla para luchar contra el Rey Demonio y deshacerse del mal una vez más. Empieza así un viaje en el que Fly se irá convirtiendo en el héroe que siempre soñó ser, a la vez que va conociendo más del mundo de los humanos y de sí mismo.

El anime dura apenas 46 capítulos. Sí, apenas, porque el manga consta de un total de 37 volúmenes, y el anime apenas abarca una tercera parte del mismo. Por cuestiones presupuestales fue cancelada, con un final abrupto y que no hace justicia a la gran historia que quedó pendiente por animar.

Porque nos privaron de, no sólo ver como Fly va descubriendo sus poderes,  a sí mismo, y superando los obstáculos que se le van presentando, sino también nos quitaron la posibilidad de descubrir como los personajes secundarios se van desarrollando.

Como Pop de ser un cobarde, a convertirse en uno de los personajes con un desarrollo constante. Se vuelve en alguien valiente, desinteresado, que es capaz de sacrificar la vida por sus amigos, y alcanzar un nivel mágico insospechado hasta convertirse en uno de los personajes del mundo shonen con mayor evolución, no sólo en sus poderes, también en su personalidad.

Am awesome and you know it!

 

Mam pasa de ser sólo una comparsa y fanservice a convertirse en una peleadora de respeto y que aporta un elemento dramático y de humor a la historia.

Hyunkel, que de ser un villano badass, con una espada badass, que se convierte en una armadura badass, a ser un aliado badass, con una lanza badass que además era una armadura badass.

Badass

Y lo mismo con pasa con Leona, con los sabios de Papunika, Merle, con los nuevos personajes como Chu, Hym, Nova, Ron, Flora, con los ya conocidos como  Baran, con el propio Hadler, y hasta on Avan…

Es decir, no sólo hay un avance en el carácter y las personalidades de los protagonistas, sino también de los antagonistas. Además, hay peleas espectaculares, personajes desarrollados y coherentes, una consistencia en el guion, triángulos amorosos, pero, sobre todo, una historia cargada de lecciones que exaltan valores como la amistad, el esfuerzo, el coraje que va más allá del a fuerza física, la confianza y la fe en la humanidad, aun cuando no haya motivos para creer en ella.

Así que, si no han leído el manga, deberían hacerlo sin falta. No tiene desperdicio alguno. Si bien deja un dejo de nostalgia al terminar su lectura, el sentimiento es de satisfacción por haber leído una gran historia y, lo más importante, haber podido saber que pasaba más allá del capítulo 46 del manga. Sin duda, es uno de los mejores mangas shonen.

Anterior nota

Il Grande Torino y The Busby Babes: Dos tragedias, dos distintos destinos.

Siguiente nota

Netflix llevará Castlevania a la pantalla chica.

Silverlune24

Silverlune24

Historiadora de profesión. Geek, nerd, friki, noña, etc., por convicción. Apasionada de los deportes, historia, cine, cultura, anime, manga, videojuegos y caricaturas. Old school all the way.

Nadie ha comentado :(

Leave a Reply