Área OtakuPrincipal

La Visión de Escaflowne:

Shoji Kawamori, creador de Macross (Robotech en estos lares), trajo a nosotros, en 1996 , La Visión de Escaflowne, un anime que destacaba por ser de los primeros que iban orientados tanto a hombres como mujeres, mezclando géneros y evitando caer en el shojo o el shonen. Es una producción dedicada, una historia sólida y fantástica, buenos personajes y con mucho cuidado por cada detalle. Aunque no está exenta de tener fallos.

Vayamos por partes. El anime se enfoca en Hitomi Kanzaki y sus aventuras -y desventuras- en Gaia, el misterioso planeta al que fue transportada y en el cual la Tierra (conocida como la Luna Fantasma) y la Luna pueden verse en el cielo. Los poderes psíquicos y de adivinación (usando un pendiente misterioso y la lectura del tarot) de Hitomi se hacen más latentes en Gaia y termina viéndose envuelta en el conflicto que tienen muchas naciones con el Imperio Zaibach, cuya intención es revivir los poderes legendarios de la mitológica ciudad de Atlantis. Con el paso de los capítulos, el pasado y las motivaciones de los personajes son revelados, así como la historia de Atlantis y de Gaia.

Cielo nocturno en Gaia.

 

Pendiente

Como se mencionó previamente, La visión de Escaflowne destaca por su atención a los detalles, lo cual fortalece la sensación de fantasía y fortalece la construcción de este mundo fantástico. Por ejemplo, la arquitectura es extremadamente cuidada, con ciudades que nos recuerdan a la India o a Venecia. Pero, lo más característico de este anime, es sin duda los mechas conocidos como guymelefs, siendo Escaflowne el guymelef más importante de todo. No por nada su nombre aparece en el título. Y los guymelefs o melefs -como se refieren a los mechas algunos personajes-, terminan por darle esa atmósfera casi etérea al anime y brindar de un elemento que brinda de mucha acción, lo que enriquece aún más la trama.

Escaflowne

Aunado a esto, tenemos a un grupo de personajes bastante sólido y diverso. Hay que agradecer que evita caer en estereotipos, como el de la damisela en peligro. Por ejemplo, Van parecía el típico personaje impulsivo, malcriado, grosero, pero al ir conociendo más de su historia, nos damos cuenta que deja un poco de lado su drama personal para comportarse a la altura que exige la situación. Milerna trasciende la imagen de la princesa esnob para dar pie a una líder y una mujer más complicada y preparada de lo que puede aparentar. Merle, quien puede resultar particularmente molesta por su aparente codependencia con Van, da muestras de madurez y sabiduría.

En pocas palabras, los personajes se presentan lo más humanamente posible, con contradicciones, virtudes y defectos, lo que hace que el espectador sienta empatía y se identifique con sus luchas y disyuntivas. Incluso eso hace que hasta los triángulos amorosos tengan las complicaciones suficientes para que sean un buen acompañamiento, más no el elemento principal.

Todo esto hace que la historia sea realmente buena. Entreteje de muy buena manera entre los elementos más ligeros de la fantasía con tramas más oscuras y densas. Tenemos la maravilla de ver a Escaflowne volar por los cielos o los bellos seres alados de Atlantis, pero, al mismo tiempo, tenemos imágenes sangrientas de batallas cruentas y ciudades arrasadas por la guerra. Y si bien la premisa no es la más original (chica transportada por arte de magia otro planeta), la manera en la que está contada y el nivel de ejecución de cada capítulo logra captar la atención y tener a la audiencia cautivada, curiosa y deseosa de conocer y saber más de Gaia y sus habitantes.

Atlantis

El diseño de los personajes, y el arte en general, es un verdadero placer visual. Tiene más de 20 años, pero ya quisieran muchos animes actuales tener la calidad que posee La Vision de Escaflowne. Sólo basta ver todos los detalles que hay en un solo personaje, como Folken:

Si esto fuera poco, la música es probablemente uno de los mejores soundtracks que puede tener un anime. Obra de Yoko Kanno, el OST es un maravilloso compendio de composiciones para orquesta y coros, así como temas más pop o electrónicos que nos brindan la guinda perfecta para completar la experiencia de ver este anime.

 

Por desgracia, el anime sufre de un gran defecto, y es que estaba planeado para contar con 39 episodios, pero por razones de producción y presupuesto, se vio reducido a 26. Esto se evidencia particularmente hacia los últimos capítulos, cuando se bombardea de información y se nota que hubo un apresuramiento en tratar de atar todos los cabos de la historia. El final busca encontrar sustento en una serie de eventos que lucen demasiado convenientes y forzados, aunado a un intento de ciencia ficción barato, terminan por entregarnos una conclusión poco satisfactoria y que termina por desmerecer una historia otrora sólida  y maravillosamente desarrollada.

Cada episiodio es representado por una carta del tarot

Entonces, ¿es recomendable La Visión de Escaflowne?  Lo es y mucho. La mayoría de los elementos que la conforman son excelentes y el factor entretenimiento está más que garantizado. Si bien tiene fallos al final que pueden demeritar un tanto el resultado final, lo compensa con su buen desarrollo de personajes, la acción, la música y la trama en general. Véanla. No se arrepentirán. Si acaso, el único pero será que se quedó a muy poco de alcanzar la excelencia. Así de buena es.

 

 

 

One Piece 857 - Boa Hancock en piscina - Pandemonium.mx
Anterior nota

Review de One Piece manga 857

Saint Seiya Hades - Saga de Hades - Pandemonium.mx
Siguiente nota

¿Por qué Saint Seiya Hades Chapter apesta?

Silverlune24

Silverlune24

Historiadora de profesión. Geek, nerd, friki, noña, etc., por convicción. Apasionada de los deportes, historia, cine, cultura, anime, manga, videojuegos y caricaturas. Old school all the way.

Nadie ha comentado :(

Leave a Reply