Área OtakuPrincipal

Cowboy Bebop: 3,2,1, lets jam!

Así, con esa frase nos recibe el opening de Cowboy Bebop, y desde las primeras imágenes sabemos que estamos ante algo especial. Las imágenes y la música nos hablan de un anime que va a estar lleno de acción, buena música y diversión. Sí, Cowboy Bebop es considerado un clásico, y aquí trataremos de explicarles porque tiene ese estatus.

En 2071, cincuenta años después de un accidente con una puerta hiperespacial la Tierra se volvió un lugar prácticamente inhabitable. Aprovechando esta tecnología, los humanos se lanzaron a la colonización del espacio y se establecieron en los planetas y lunas más rocosas del Sistema Solar. Dado que, como dice Depeche Mode, “people are people”, el crimen apareció y empezaron a aumentar las tasas delictivas, por lo que la policía del Sistema Solar estableció un sistema de contratos, en el cual, los cazarrecompensas registrados -también conocidos como Cowboys- persiguen a los criminales para llevarlos vivos ante la justicia y así obtener la recompensa. Nuestros protagonistas se dedican a esta no tan desinteresada labor a bordo de la nave espacial Bebop.

La nave Bebop

En este contexto se desarrollan las aventuras -y desventuras- de nuestros personajes: Spike Spiegel, Jet Black, Faye Valentine y Edward Wong Hau Pepelu Tivrusky IV, mejor conocida como Ed. Ah, y por supuesto, Ein, el perro que es la mascota de esta particular tripulación. Tomando elementos de una diversidad de géneros como el western, film noir, drama, artes marciales y acción al por mayor, en un escenario de ciencia ficción, Cowboy Bebop es la mezcla perfecta entre estilo y sustancia.

Ed, Faye, Jet y Spike

Si bien su naturaleza es de capítulos independientes, es decir, cada “sesión”-como llaman a los episodios- narra una aventura diferente, el desarrollo de sus personajes es lo que brinda la continuidad en la narrativa; se desarrollan orgánicamente a través de las conversaciones que tienen y de las situaciones en las que se ven involucrados Un anime tan cargado de acción, maneja con sublime sutileza las relaciones interpersonales.

Por ejemplo, Spike está tratando de olvidar su pasado, al igual que Jet. Sólo que Jet no tiene problemas en usar el suyo como un activo si así lo considera. Sin embargo, esto causa que los fantasmas de ambos terminen por cobrar vida en el presente. Mientras, Faye vive a lo que aspira Spike: una vida sin pasado. Sin embargo, lo que ella más quiere es tener un pasado y saber cuál es el lugar al que pertenece. Por su parte, a Ed el pasado no la define; sólo es una anécdota.

Y en esa necesidad de superar o reencontrar el pasado hace que sus relaciones vayan evolucionando al punto en el que podemos percibir la calidez que emana de su interacción y el genuino interés que van sintiendo por los compañeros de la tripulación, lo que los ayuda a seguir con sus vidas mientras evitan sus problemas. No obstante, en el fondo saben que es inevitable confrontarlos. Es una historia sobre la necesidad de ser cercano a alguien para poder sobrevivir el día a día, y la contradicción que, aun cuando eso sucede, a veces tenemos que seguir el camino por nuestra cuenta.

Lo anterior, aunado a una estética cinematográfica, nos brinda un anime casi único. Pocos animes nos ofrecen ese tipo de tomas y manera de presentar las escenas. Como se realizan las transiciones, los ángulos de la cámara, y lo bien que ha envejecido, nos entregan un anime que está impecablemente realizado. Para muestra, basta una de las escenas más icónicas:

Si eso fuera poco, Cowboy Bebop está lleno de homenajes y referencias. El diseño de personaje de Spike está claramente inspirado en Lupin III:

Mientras que su estilo de pelea nos recuerda a Bruce Lee:

Su manera de hablar y su lenguaje corporal está basado en “Harry el Sucio” e incluso en el primer episodio, llamado “Asteroid Blues” Spike luce un poncho y un sombrero similar a los que usa Clint Eastwood en “El Bueno, el Malo y el Feo.”

Hablando de los nombres de episodios -o sesiones-, hay incontables referencias a canciones icónicas del rock:Bohemian Rhapsody,” “Sympathy for the Devil,” o “My Funny Valentine”. O referencias al cine, como “Pierre Le Fou” “Toys in the Atticaunque también podría ser referencia al álbum de Aerosmith.

Y, si lo anterior fuera poco, dentro de cada capítulo hay innumerables homenajes, que requerirían un artículo especial. Por ejemplo, en “Speak like a Child” (también nombre de una canción de jazz), cuando Spike y Jet entran a la tienda del Experto en Cintas, éste está viendo una serie del Siglo XX producida por Jason Priestley y Shannen (Shanan) Doherty, una clara referencia a la teleserie Beverly Hills 90210.

Y, en esa misma sesión, nos aparece esta imagen. Resulta familiar a cierta criatura parlanchina de otro anime, ¿no?

¿Meowth?

Ah, y faltaba mencionar algo más. La música. Una verdadera joya, obra de Yoko Kanno en colaboración con The Seatbelts. No por nada el anime lleva por nombre Bebop. Es una mezcla de jazz, big band, rock, blues, funk, country… Cada escena está perfectamente musicalizada y es tan Bueno, que se puede disfrutar sin necesidad de estar viendo el anime. Una maravilla.

 

Así que, si no han visto Cowboy Bebop, denle una oportunidad. Sí, a algunos les cuesta engancharse por lo episódico de su historia. Sin embargo, a pesar de ello, es un anime que tiene un cuidado profundo del detalle, que nos brinda innumerables referencias a la cultura pop del siglo XX, al cine, a la música… Además, su historia es una con la que podríamos identificarnos, así como con los personajes, tan humanos dentro un universo de ciencia ficción y futurista. Les aseguro que, aunque no logren ser seducidos del todo por su sutileza, no se aburrirán. Cada sesión es una bomba de diversión, acción y aventura. Y para finalizar, Cowboy Bebop es tan cool, que cada sesión nos despide así: “See you Space Cowboy…”

¿Qué más se puede pedir?

PD: Bueno, sí, pedimos una película y nos la dieron. Y es tan genial como el anime. Su nombre es “Knocking on Heaven’s Door”. Tampoco pueden dejar de verla.

 

Anterior nota

La Leyenda de Zelda: La Caricatura (o el horror)

Siguiente nota

Review de One Piece Manga 873 – El contrataque de Big Mom

Silverlune24

Silverlune24

Historiadora de profesión. Geek, nerd, friki, noña, etc., por convicción. Apasionada de los deportes, historia, cine, cultura, anime, manga, videojuegos y caricaturas. Old school all the way.

Nadie ha comentado :(

Leave a Reply